Tono de voz de una marca

El tono de voz define tu estilo como empresa

El tono de voz de una marca es aquello que la distingue del resto. La diferencia aportándole personalidad e identidad. Imagínate si es importante, que el tono de voz de una marca afecta al valor de la misma, de sus equipos; de sus productos y servicios.

"El arte del marketing es el arte de construir una marca. Si no eres una marca, eres una mercancía. Entonces el precio lo es todo y ganará el producto de bajo coste". Philip Kottler

¿Qué es el tono de voz de una marca?

Antes de explicaros cómo encontrar el tono de voz de tu marca, sería bueno en este punto, refrescar la definición de Tono de voz o también conocido por su homólogo sajón Tone of voice.

Digamos que el tono de voz marca no es solo lo que dice una marca a través de sus soportes de comunicación, publicidad y marketing. También abarca el cómo se dice, el ritmo; y no solo se refiere a la palabra escrita. Tono de voz de una marca

La marca son las personas, así que su identidad verbal es todo aquello que quieren expresar los equipos humanos detrás de las corporaciones. Las cosas que los impulsan, sus amores, sus guerras, sus odios… Todo lo que desean compartir con el mundo.

Efectos del tono de voz en una marca

tono de voz de una marca

1. Distingue a la empresa de otras. Tono de voz de una marca

La singulariza. Por esa razón, el tono ha de ser distintivo, reconocible y único. De la misma forma que usamos nuestro lenguaje, cada cual a su manera, fruto de su procedencia cultural. Así debe de ser de diferente la identidad verbal de una marca.

2 Genera confianza en las personas

Cuando un tono e voz es familiar, se crea para que sea cercano a las personas, entonces se genera un vínculo estrecho con sus potenciales. Una confianza que le permitirá hablarle de tú a tú.

Por eso, una empresa debe ser coherente en el uso del lenguaje para que su escritura sea familiar para el cliente. Crear un tono de voz específico, entonces, juega un papel crucial en esto.

3 Influye y persuade

A veces, se trata más de la forma en la que decimos las cosas que de las cosas que decimos en sí. Esa peculiaridad que genera un sentimiento en el otro.

Las personas somos muy sensibles al lenguaje. De ahí que nos formemos impresiones de las personas nada más articulan las primeras palabras.

Por ejemplo, los políticos hablan usando oraciones cortas y simples como una forma de proyectar la idea de honestidad y verdades universales. Mientras que los bancos y las compañías de servicios financieros, usan un lenguaje pesado. De esta forma, marcan su status y un sentido de superioridad.

¿Cómo encontrar un tono de voz único para tu marca?

Antes que nada…Encuentra tus valores…

El tono de voz de tu marca se basa no en quién serás mañana, sino cómo te ves y suenas hoy. Tono de voz de una marca

Por lo tanto, antes de pensar en cómo escribir, hay que decidir qué escribir. Esto debe comenzar con la pregunta obvia pero fácil de olvidar: ¿qué es lo que quieres decirle al mundo?

Si es posible, haz que tu equipo trabaje en ello, se unan y luego, ellos mismos contrasten qué tienen en común las respuestas de todos. Pues convertir esta búsqueda en un proceso de colaboración también ayuda a obtener la aceptación por parte de los diferentes departamentos del resultado final. 

En solo una frase define el propósito central de tu comunicación. De esta forma empezamos a construir el tono de voz.

1. Vuelve a la chispa inicial de emoción detrás de la creación de la empresa

Más allá de obtener ingresos, ¿cuál fue el impulso detrás de la empresa? La razón social que trasciende en ideal y se transmite para ser sentida.

2 ¿Qué valor humano básico ofrece su empresa?

A veces, la motivación detrás del trabajo de una empresa es más abstracta. En lugar de responder a una necesidad social o material particular, apela a algo más espiritual.

3 ¿Cómo es de diferente tu forma de trabajar?

Cada empresa tiene sus métodos. Desde la forma en que organiza sus procesos o cómo cuida a su personal.  Estos detalles revelarán sus prioridades y valores en los negocios. Tono de voz de una marca

Hazte la pregunta de por qué alguien invertiría o compraría en tu empresa.

Esto te obliga a identificar un punto de venta único, pero también puede ayudarlo a determinar un valor importante de la compañía.

4 Resume los valores de tu negocio en unas pocas palabras clave.

Se trata de enumerar diversos adjetivos en relación con tu marca. Por ejemplo, inteligente, profesional, franco o ingenioso.

También pueden ser frases o palabras no descriptivas como amor, pensar, mejor amigo, empujarse. Tono de voz de una marca

Los puedes busca en tu oficina: en los correos electrónicos que envías, los carteles en las paredes, las notas en el refrigerador, etc. Para ver un ejemplo, me remito a grandes marcas como… Apple: innova, inspira, sueña.  Red Bull: aventura, prueba, adrenalina.

tono de voz una marca adn

 

Expresa tu personalidad a través del lenguaje

Una vez identificados los valores de su empresa, podemos empezar a pensar en la personalidad verbal.

Si los valores son lo que dices, la personalidad es cómo lo dices. Lo más habitual es crear un estilo de conversación realista, con un poco de humor.

Ahora bien, ¿tus clientes se sentirían cómodos con ese tipo de lenguaje?

Reflexiona en cómo te sientes con respecto al lenguaje a utilizar y cómo se sentirían tus clientes.

Lenguaje informal versus lenguaje formal Tono de voz de una marca

Puedes hacer el ejercicio de revisar tus comunicaciones internas. ¿Qué tan formales son las personas? ¿Alguna palabra o frase de uso común? Al escribir correos electrónicos, ¿qué palabras se suelen usar como saludos y despedidas?

Respecto el lenguaje técnico

Prueba a leer un párrafo con lenguaje más técnico. Si te sientes incómodo al hacer esto, puede ser un indicio de que tu escritura es demasiado rígida o demasiado informal.

Habrá momentos en que se necesiten términos técnicos porque tienen un significado muy específico. Sin embargo, siempre que sea posible, creo que es mejor utilizar un lenguaje cotidiano que tu audiencia entienda.

Los estudios han demostrado que los clientes tienden a favorecer un lenguaje más natural. El uso de términos oscuros o desconocidos puede alienar a un cliente que encontrará el texto demasiado difícil de leer.

El uso de un lenguaje simple también puede inspirar un mayor sentido de confianza e intimidad con su audiencia. Tono de voz de una marca

Propongo que los términos técnicos se pueden dejar sin cambios si son conocidos y comprendidos por la gran mayoría de su audiencia. En otras palabras, no cambies algo por el simple hecho de hacerlo, cámbialo para facilitar una comunicación.

Considera por ejemplo cómo le contarías a un cliente sobre tu negocio por teléfono o cara a cara.

¿Qué tipo de lenguaje usarías? ¿Qué tan formal quieres que sea tu tono?

Esto variará según las diferentes plataformas y contextos. Por eso es bueno identificar un nivel promedio. A partir de ahí, regular la medida hacia arriba y hacia abajo el grado de formalidad.

El lenguaje formal puede transmitir un sentido de profesionalismo, así como las cualidades de ser seriedad y respeto. Pero, corres el riesgo de parecer demasiado rígido y carente de personalidad. Tono de voz de una marca

En contraste, el lenguaje informal puede tener más personalidad y calidez, pero puede ser parecer imprudente y carente de profesionalismo.

Además, una cosa es expresar algo claramente en el lenguaje hablado y otra cuando estamos delante de un teclado. Ahí sentimos la necesidad de complicarnos y «disfrazarnos».

Escribir de una manera que refleje cómo hablas. No hace falta que tu idioma sea muy informal.

Coloquialismos y argot

El uso del lenguaje coloquial es una buena forma de inyectar personalidad. Pero, hay que ir renovando el lenguaje, ya u una expresión que es popular y relevante ahora, puede no serlo dentro de seis meses.

Lo mismo ocurre con las referencias de la cultura pop. Para las marcas del mundo de la moda, por ejemplo, funciona porque están constantemente cambiando las expresiones.

También dependerá de la diversidad de tus clientes. Si sus clientes tienen una edad o ubicación geográfica determinada, puede funcionar muy bien.

Palabras radicales o «malas palabras»

Si pudieras contar con alguna celebridad como portavoz de tu empresa, ¿quién sería y por qué? Este ejercicio ayuda a personificar lo que estás tratando de lograr.

Es difícil que una empresa utilice un lenguaje radical en su comunicación. Entonces, cuando alguna lo hace, sobresale sobre las demás.

Las palabras de uso diario más radicales, otorgan un enfoque muy honesto y sugerente. Al mismo tiempo, el público las identifica rápidamente con ellas.

Por supuesto, la idoneidad de las malas palabras dependerá de la naturaleza de la propia marca. En todos los casos, sin embargo, no recomiendo el uso de palabrotas.

No digo que no puedan ir bien este tipo de palabras, pero hay que usarlas con precaución.

Para ver ejemplos que tu clientela hace de estos vocablos, es muy interesante mirar las redes sociales, como facebook o Twitter.

La elección de los pronombres

Elegir los pronombres puede marcar una gran diferencia en tu marketing. Pues configura el tipo de relación que establece con tus clientes.

Por ejemplo, actualmente existe una tendencia en las empresas en usar con frecuencia «usted» o «su» como una forma de sugerir su principal preocupación con las necesidades de los clientes.

Asimismo, el orden de los pronombres tienen su peso. Por ejemplo no es lo mismo decir  «Es posible que desee esto, por eso hacemos eso» que  «Hacemos esto, en caso de que quieras eso».

En el primer caso da a entender que la empresa reacciona al cliente. El segundo, aunque es más proactivo, posiciona a su agencia por delante de la de su cliente.

El uso de pronombres ayuda a configurar la sensación de cercanía o distancia con el cliente. 

Gramática

Un tono de voz marca exitoso depende de la consistencia de su gramática. Por seo hoy las empresas quieren reforzar su uso de la gramática.

Pero antes de prometer lealtad a cada regla gramatical, vale la pena pensar en las formas en que usa el lenguaje para un efecto determinado.

Hay algunas reglas gramaticales que quizás no desee seguir porque considera que están desactualizadas o que no ayudan a su forma de hablar.

Personalmente creo que todos deberíamos relajarnos con las normas restrictivas de la gramática.

Conjunciones

A muchos de nosotros se nos ha enseñado desde una edad temprana no comenzar oraciones con conjunciones como, no, pero, sin embargo…

Según los profesores, las conjunciones deberían aparecer en el medio de una oración.

Sin embargo, las conjunciones pueden crear oraciones contundentes y dividir oraciones largas y útiles.

Recuerda el  «No necesitamos educación» de Pink Floid. Una frase que se convirtió en un grito de rebeldía contra la rigidez del sistema escolar.

Contexto y convencionalismos

Si nos vamos a las redes sociales, nos damos cuenta que la gramática tiene menos que ver con la corrección per se, y más con el contexto.

Cada medio tendrá sus propias convenciones. Una carta formal a un posible empleador se escribirá usando un lenguaje diferente al de un mensaje de texto para un amigo.

Por ejemplo, Twitter ha generado mil y una formas de escritura nuevas y creativas.

Brandisfaction

El mundo de las marcas y la publicidad ha aclamado una nueva era de brevedad en el lenguaje. Las palabras y el significado se convierten en refranes y eslóganes.

Aparecen las oraciones de una sola palabra, mientras que las reglas gramaticales se pasan por alto.

Ejemplos:  Imposible no es nada – Adidas     

Sé más perro – O2     

Piensa diferente – Apple     

En definitiva, se trata de escribir de la manera que mejor comunique su mensaje. Sin preocuparse demasiado por seguir las reglas.

Tono de voz de una marca