Story telling, historias que importan

StoryTelling, el arte de contar historias que importan

El Storytelling es ese arte de contar lo verdaderamente importante. Es contar historias. Pero no solo por el afán de vendernos, sino aquellas historias que conectan; narraciones con las que nos sentimos identificados, que además ayudan y hacen del mundo un sitio mejor.

Story telling

La primera vez que subiste en bici, los desayunos felices con tu familia alrededor de una mesa, de vacaciones. El aroma del mar... Ese primer beso, la primera caricia... Todo esto son recuerdos que nos unen y nos hacen iguales. Yo los tengo en el baúl de los recuerdos, donde están las fotos de mi vida. Pero también en el baúl mental. Sin embargo, hay fotos reales. Imágenes que apoyan todo eso, que se pueden tocar y hasta oler. Es el comprobante de que todo aquello existió.

Entonces...Con el mundo digital.
¿Dónde quedan los recuerdos?

Story telling

Ahora lo subimos todo a la red. Lo guardamos en nuestros móviles. Nuestras imágenes, nuestro storytelling, ¿Qué consecuencias tendrá todo eso para las historias?

Sin ánimo de ponerme nostálgica (creo que ya me he puesto), espero que no se acabe aquello de reunirse todos para mirar el álbum de fotos. Si acaso, opino que las fotos físicas deberían revalorizarse. Pues ese momento, es mágico, recordar los recuerdos, es algo sano, una buena costumbre.

Porque las redes sociales son un avance superpositivo, ya que nos conectan con los demás. Llegas a personas que jamás hubieras llegado por canales convencionales. Y eso es bueno. Storytelling

Por esa razón, si se usan bien, por personas influyentes en positivo, son buenas para muchos objetivos. Por lo tanto, debemos contar las historias que verdaderamente importan. Storytelling

storytelling

¿Cómo se convierte el storytelling
en una herramienta para mejorar el mundo?

Pues, sobre todo, aumentando el valor emocional de lo que contamos. De ahí que los líderes y las personas más influyentes utilicen el story telling para enfatizar valores, creencias e idas. Porque todo aquello que toca nuestras emociones, no se olvida. Story telling

Cada vez más marcas trabajan sus narraciones con el código especial del story telling. Es como una vocecilla que susurra directamente al corazón. A partir de aquí, lo más importante es no caer en lo superficial y hablar sobre ideas que aporten ese granito de arena que mejor un poco el mundo en el que vivimos.

Historias que conectan con lo que importa

A veces, damos una imagen que no es real. Queremos dar lo mejor de nosotros, lo mismo que las marcas. Es normal. Pero creo que se está cayendo en una recreación de la realidad muy peligrosa.

Ni el mundo es tan happy, ni la gente es tan guapa, ni las cosas son tan fáciles en la vida real. Esa es la verdadera historia que hay que contar. No hace falta montar dramas, de hecho pienso que hay que contarlo en clave positiva. Sin embargo, considero que al mundo le hace falta más verdad, precisamente para darnos cuenta de todo lo que debemos trabajar para alcanzar el ideal.

Por lo tanto, hay historias que merecen más la pena que otras por todo lo que se aprende con ellas. Aunque los contadores de historias, (también lo digo por mí) a veces olvidamos que lo importante es la gente. Cómo han superado los obstáculos que la vida les ha puesto por delante.

Historias que merece la pena contar Storytelling

Ideas como la lucha contra la igualdad, el pacifismo, el activismo ecológico… Y yendo a historias más cercanas. Cómo las familias y los pequeños comerciantes superan la dificultad de desarrollarse profesionalmente en un mundo cada día más globalizado. Todo eso es lo relevante. Ahí es donde yo creo que deben estar las marcas, aprovechando su influencia como líderes en la sociedad.  storytelling

Muchos de los negocios que han triunfado hoy en día empiezan con una historia de superación personal. Supongo que si contamos esas historias, las de los equipos humanos, las de esas personas que, con su esfuerzo y mucha fe acaban alcanzando sus objetivos o, al menos son felices en el camino.  Pequeños o grandes. Empresarios o los emprendedores. No solo en el ámbito empresarial, también en el deportivo o en el social, o en el educativo.

¡Hay tantas historias que contar! Si las contamos bien, ayudaremos a mucha gente que está persiguiendo sus sueños y que, a veces, pierden la esperanza. Storytelling

La gente espera esas historias. Porque la gente ha dado mucho a las marcas. Y estas le deben mucho a la gente. Storytelling

Así a través de mecenazgo, o produciendo cultura, apoyando las historias. Las marcas pueden hacer leyenda. Y una leyenda puede estar con nosotros siempre y llenarnos con valores. Ideas que refuerzan nuestra confianza en la bondad del ser humano y en su capacidad de soñar mundos felices hacia los que dirigir nuestras acciones.

storytelling

"El recuerdo de las cosas pasadas no es necesariamente el recuerdo de las cosas como eran."

Marcel Proust

¿Qué imágenes recordamos? ¿Qué imágenes nos representan? ¿Cuáles son los recuerdos visuales de nuestro trabajo, nuestra sociedad?

Los recuerdos se van renovando, van cambiando. Las imágenes de una sociedad se van sucediendo en la historia y el storytelling se encarga de recordarla, de narrarlas.

Esas imágenes dan forma a una sociedad, a una comunidad. Tus recuerdos te dan forma a ti como individuo, te hacen ser quien eres.

Sin embargo, no siempre lo que se recuerda fue realmente como se recuerda. A veces tenemos en la memoria imágenes e historias negativas que se quedan en el inconsciente colectivo. De ahí provienen mucha incomprensión con el otro, como las discriminaciones sociales o el racismo. Story telling

Tenemos que asegurarnos que contamos las historias de la manera más constructiva posible. Porque son útiles para luchar por la justicia, para ir construyendo un mundo mejor.

Además, en el storytelling una herramienta para líderes, no podemos dejar fuera a las minorías. Sus historias forman parte de una sociedad y deben ser contadas, otorgándoles el valor que tienen.

Una pequeña advertencia

La fotografía tiene el poder de cambiar la historia. Hoy todo ha cambiado con el social media. Grabamos todo en los móviles, comentamos y nos olvidamos. El Social Media selecciona los recuerdos para nosotros.

Por eso, es bueno pararse a pensar en esta vorágine de selfies. Pues no podemos crecer sin final, crecer sin sentido subiendo y subiendo historias superficiales. Storytelling

Creo que debemos ser más reflexivos, subir las mejores historias. Porque si queremos un futuro mejor, es importante que nuestras historias sean mejores, llenas de gente que nos inspira, de acciones llenas de esperanza. storytelling