Rediseñar web

Rediseñar web

Rediseñar web es una de las mejores formas para hacer un buen lavado de cara  a tu negocio. Pues te permite seguir teniendo el mismo tráfico y posicionamiento pero con una notoria mejora de imagen. 

Porque lo cierto es que hay cada vez más razones para hacer un restyling de tu web. Como todo en la vida, se vuelve obsoleta y necesita un refreshing, que le pongas atención y cariño.

Rediseñar web es cada vez más necesario porque permite mejorar la web y optimizar la inversión sin perder posicionamiento.

¿Cómo rediseñar una web?

Aunque cada proyecto es un mundo cuando hablamos de rediseñar web, sí creo – por la experiencia que he tenido en rediseños-, que hay algunos puntos básicos a seguir comunes en el rediseño web.

Fase análisis Rediseñar web

1 Diagnóstico seo y métricas rediseñar web

Antes de lanzarte a rediseñar, lo mejor es analizar página a página para tener datos de control sobre el posicionamiento, el tráfico, la construcción de las URL., la estructura de navegación…

Todo debe registrarse en el documento de control pues lo que tenemos que ver ahí es los puntos a mejorar. Al final se trata de hacer una auditoria para conocer la situación concreta de la web a nivel de SEO y visitas.

2. Detección de URL. de alto tráfico

A través del análisis se podrán observar las URL que más tráfico generan en toda la web. Este es un dato muy útil para poder trabajar en nuestro rediseño estas URL y palabras clave de alta tasa de conversión y visitas.

3. Análisis de backlinks Rediseñar web

Lo mismo habrá que hacer con los backlinks. Contemplar de qué calidad son y si están aportando al SEO o bien al contrario. Hacer un listado con los backlinks que serán necesarios para nuestra web.

4. Revisar enlaces internos

En esta primera fase antes de rediseñar web, también es necesario mirar cómo está realizada la estructura interna de enlaces. El objetivo es afinarlo en nuestro rediseño.

Rediseñar-web-como-hacerlo

Fase rediseño

1 Eliminar recursos sin usar

El primer paso es revisar, tanto por lo que se refiere a la parte técnica como de navegación y localizar aquellos recursos que están dificultando la navegación. Además de otros que hacen que, por ejemplo, la web se descarga con menor velocidad de la deseable.

2. Guía en la navegación

La navegación debe ser sencilla y agradable. Es algo crucial en el rediseño de webs. Por esa razón, le pongo todo el empeño, pues lo que busco es que el visitante disfrute, encuentra lo que busca y sobre todo no se agobie con la información.

Existen diversas herramientas como Crazyegg que te permiten realizar una analítica de la usabilidad, detectando aquellos puntos calientes hacia los que el visitante presta atención.

3. Aplica bien el color Rediseñar web

Quizás sea uno de los temas más complejos aunque divertidos. Escoger la paleta de color más adecuada y aplicarla con esmero. Para ello, antes conoce bien tu público.

Según parece, a las mujeres nos gustan más los colore verdes, azules o violetas. Los hombres, por el contrario se sienten más atraídos por el verde, el azul o el negro.

En fin, lo principal es conocer bien a tus potenciales clientes. Datos como sus gustos, su edad, sus estudios o cultura te darán las claves para componer una paleta de color que atraiga todas las miradas.

4. Eliminar información irrelevante

El trabajo de rediseñar web tiene mucho de «limpieza» de elementos superfluos así como contenido irrelevante. Que no dice nada o muy poco.

Para realizarlo correctamente, ayuda tener información sobre lo que suelen pedir los clientes, qué echan de menos, que desean encontrar cuando visitan la web.

Un truco: Cuando un contenido es muy largo, es preferible ocultarlo en "más información" .

5 Diseño obvio e intuitivo Rediseñar web

Apostar por un rediseño web sencillo, intuitivo, donde están bien diferenciados los títulos de las descripciones. En el que no hay que hacer mucho esfuerzo para saber de lo que me está hablando el negocio.

6. Busca la coherencia

Muchas veces, en la dirección de arte de la web, aparecen incongruencias. Es decir que visualmente, unas partes de la web no se parecen a las otras. Este es un gran error, aunque bastante común.

Lo mejor es plantearse un objetivo e ir avanzando en esa dirección, tratándose de no desviarse. La coherencia en el diseño, tanto la estructura como la parte visual afecta mucho a la tasa de rebote.

7  formularios rápidos

Yo prefiero respetar la privacidad del visitante y si quiere ya me mandará un email. Si pones un formulario, no pidamos demasiados datos. ¿Verdad que nosotros no los rellenaríamos?

8. Ser conciso y no intrusivo

Creo que es la mejor forma de ganarse la confianza de tus potenciales. Evitar ese lenguaje comercial «vendemos». Además, a mí me gusta hacerle agradable la lectura, hacerla directa y concisa.

9. Dale su lugar al blanco

El blanco es muy necesario, actúa como descanso de la lectura y como focalizado del tema que estamos tratando. A mí me encantan los blancos y un diseño debe apoyarse en un porcentaje muy alto en este no color.

10. Test y pruebas constantes Rediseñar web

De usabilidad, de tecnología, de navegación. Cuando empiezas un proyecto web esta parte es un hábito de trabajo, pues te permite la mejora constante.

Rediseñar web