Redactor creativo

redactor creativo

La historia de una niña que quiere ser libre

redactor creativo

Se me da bien contar historias, esa es la verdad. Es algo que hago desde bien chiquita. Además, puedo contar una historia a partir de casi cualquier cosa e idea. Una vez, alguien me animó a escribir cuentos infantiles… No sé qué vio en mí para catalogarme como escritora de ese género. El caso es que le hice caso y empecé a escribir.

Sin embargo, lo hice de una forma muy poco usual. Normalmente, dicen que un escritor tiene un plan, como una especie de estrategia que suele esquematizar en una pizarra. Siempre me pareció muy pro esta forma de trabajar. Así que lo probé, pero nada. redactor creativo

Por esa razón me considero una storyeller de escritura automática. Pues supongo que el orden lo llevo intrínseco, en mi inconsciente o en mi psique… ¡Donde sea! Entonces, una vez pongo los dedos en el teclado, es como si las palabras salieran solas a borbotones, al exterior.

La libertad, un temazo Redactor creativo

Lo más gracioso es que tampoco me digo... «Voy a escribir sobre esto o aquello». Es decir, lo más habitual es que el storyteller se plantee la temática, el foco del mensaje de lo que va a contar previamente. Bueno pues yo no debo ser muy normal, porque no lo hago.

Sin embargo, cuando termino las historias y las observo de una forma más objetiva, es cuando detecto el propósito. ¿Raro no? Y es muy gracioso porque me pasa en todo lo que escribo. Nunca junto palabras porque sí. Todas tienen su razón de ser.

Así que este es uno de esos cuentos que os manifiesto, escrito así tal cual. Sin plan, ni idea previa. No os engañaré declarando que no hubo trabajo. Sí lo hubo ¡y mucho! Pues una cosa que hago mucho es reescribir, también en modo machine.

redactor creativo

redactor-creativo-propuestas

De esta manera, salió este cuento, parido de las teclas. A partir de sentir la gran manipulación que nos hacen cuando somos niños. Tanto la sociedad, como la educación y… ¡Nuestros padres! Sin culparlos, entendiendo que todos somos parte de un sistema.

En primer lugar, nos meten en fila india. Después, os dicen lo que está mal. Lo que está bien. Y para terminar, ¿qué debemos ser? y ¿cómo? redactor creativo

Después toca hacer «limpieza». Sanear todo lo aprendido para tratar de saber quién «puñetas» somos.

Pues bien, de toda esa inquietud, de ese «cortar alas no vaya a ser que se nos vuelva loca la niña»; nace este cuento.

Storyteller

redactor-creativo-y-narradora-mariajose-barragan

La libertad es algo innato

Entonces, así como de la nada y estando bajo presión, surgió esta historia. La escribí de forma automática, pues estaba al servicio de la producción.

Vaya que tenía a «uno» con el látigo dando ejje.

Sin embargo, pasado un tiempo y curadas las heridas; me di cuenta de que ese látigo me fue bien. De alguna manera contribuyó a exprimir lo que llevaba dentro.

De este modo, para mí fue como un aprendizaje de un estricto Maestro Zen.

Pues no salió nada mal. Seguramente ese estado en el que me encontraba favoreció el surgimiento a borbotones de una fantasía escondida en mi inconsciente.

Los mundos del inconsciente expresan realidades

¿Qué diría Freud? Mira me da igual. Aquí está esto. Un cuento que tiene mucho liberador, que nos invita a fluir con nuestra esencia más profunda.

¡Ah! y no tiene por qué ser solo para peques.

¿Acaso no deberíamos tratar de ser siempre niños los adultos?

Storyteller

storyteller-narradora

escritora de cuentos infantiles

De esta forma, la mayoría desdeñamos todo lo que surge del inconsciente, llámalo «arte» o lo que sea. Esa parte más creativa nuestra. 

Donde nos dejamos ir. redactor creativo

Pero no lo hacemos bien. Pues ese espacio es muy clave. En ese limbo, dejamos a un lado las normas. Los convencionalismos. redactor creativo

Es ahí donde trascendemos nuestra mente y expresamos nuestra alma.

Sin embargo, lo más sorprendente es que crees que eso que surge no es real. Sin embargo, yo pienso que, puede que no en su forma, Sin embargo, sí en su fondo. Es la realidad más real que puede existir.

Fluye con la vida redactor creativo

Por lo tanto, yo te digo… ¡Fluye con la vida! Déjate llevar. No te aferres a nada. Cambia cuando vengan los vientos del cambio.

Sé rápido. Estate alerta. Sé tú, en lo más profundo e instintivo de tu ser.

Hallarás tu verdadera esencia. Entonces verás que eres único, no porque alimentes tu ego, sino porque lo más natural es ser original.

Todo eso y mucho más. Muchas aventuras, pura inspiración es lo que encontrarás en esta historia ambientada en un país inventado.

El país de Farraparranda, donde no se hace «na de na», solo disfrutar.

Storyteller

redactor-creativo-escritora

Este libro que escribí e ilustré en mi faceta de storyteller, no es para ti si no sabes fluir ni ser feliz con lo que la vida te va trayendo.

Tampoco lo será si no sabes transformar lo normal en algo fantásticamente extraordinario.

¿Para qué querer cambiar la realidad? ¿No es mejor pintarla a tu gusto?

“Pelomata ya no es una novata” es una historia que no tiene nada que ver con lo que hayas leído antes aunque, eso sí, con temas y valores de cada día.

Te puedes reír, pero solo si te gusta el humor raro y surrealista.

¿De qué va? Del camino de una niña por seguir su instinto y averiguar cuál es su “poder especial”, y con él, su identidad. ¿A qué te suena?

redactora-creativa-pide-tu-propuestaStoryteller