Marketing gastronómico: Crear el concepto de un Restaurante

Marketing gastronómico

El concepto te defiende del lobo feroz de la competencia

En Barcelona el número de restaurantes y bares llega a la cifra de unos 7400 aproximadamente. Este hecho hace que la competencia sea feroz. Aunque, es verdad, que hay clientes y hay crecimiento gracias al turismo.

Así que abrir un restaurante no parece tan mala idea. Pues es un sector líder en nuestra economía.

Ahora bien, precisamente porque la competencia es muy alta;  en la apertura de un negocio de restauración el enfoque debería estar en la diferenciación.

La simple respuesta a ¿por qué voy a ir a comer a tu restaurante y no a otro?

Entonces, si estás pensando en abrir un restaurante lo primero que deberías hacer es definir un concepto para tu establecimiento. Pues es tu aliado para diferenciarte del resto.

Ante todo, tener una visión clara del tipo de negocio que quieres abrir. Esta fase previa es esencial. A partir de aquí será más sencillo crear ese concepto de restaurante único.

1 EL PLAN DE NEGOCIO  Marketing gastronómico

De esta forma, tener un plan de negocio bien trabajado es el primer paso para lograr generar el concepto de un restaurante.

Pues es a través de este documento que lograremos conocer cuál es la inclinación del restaurante.

A partir de aquí se define cuál es el concepto.

2. UNA HISTORIA QUE CONTAR Marketing gastronómico

Cuando entras a un local en seguida te das cuenta de si los que lo regentan buscan solo ganar dinero o han tenido alguna intención más.

Los primeros están son cada vez menos atractivos para los comensales. Un nuevo cliente que pide algo más de un establecimiento.

Marketing gastronómico crear el concepto de un restaurante delivery

Porque siempre que se abre un negocio, hay toda una historia que los clientes están ansiosos por escuchar.

Por lo tanto, encontrar esas razones que le dan vida a tu negocio, es algo fundamental.

Cosas como qué te motivaron en abrir un restaurante. ¿Por qué lo estás haciendo?

O ¿Qué esperas lograr tras abrirlo? Marketing gastronómico

Todas estas ideas, cuando se reescriben empiezan a tomar forma en una historia, un storytelling, una narrativa de marca.

Además los clientes van a apreciar esa historia cuando está bien contada. A veces, también se sentirán identificados.

Así, fidelizas clientes al mismo tiempo que causas una buena impresión positiva en la empresa. Lo que es de mucha importancia para lograr escalar posiciones.

Los usuarios deben sentir que hay algo detrás de cada detalle: La comida, servicio, ubicación, y la forma en que se trabaja.

 

3 EL TIPO DE COMIDA Marketing gastronómico

El tipo de comida que se sirve y elabora, su estilo, tendencia y origen. Es lo que da sentido a tu concepto. 

Entonces, lo bueno aquí es tener una carta centrada, no querer ofrecer de todo. Lo mejor es centrar la oferta en un estilo determinado y bien definido.

Sobre todo porque de este modo evitamos confusiones por parte del cliente. De esta manera sabe en todo momento que se va a encontrar.

Por esa razón, la carta, es más que un listado de lo que se sirve y sus precios. Pues estará en total sintonía con la historia y el concepto. .

El objetivo de la carta es hacer sentir al usuario, que se encuentra en un lugar diferente, especial.

4. LA LOCALIZACIÓN

Donde se ubica tu restaurante va a definir  el alcance tendrá el mismo. Así como el tráfico que tendrás en el local.

Además, el concepto se basa mucho en el entorno en el que se encuentra. Por eso, elegir de manera correcta un sitio para el local es clave. Marketing gastronómico

5. EL INTERIORISMO

El interior del Restaurante terminará de construir la historia que estamos creando.

Los aspectos estéticos de un restaurante, deben ser coherentes con el estilo del restaurante.

Por lo tanto, al producir un espacio, es preciso centrarse en el concepto. Al mismo tiempo la idea gráfica deberá estar en los soportes físicos y virtuales.

De esta manera mostraremos una imagen de marca coherente.

Crear el concepto de un restaurante