Marketing Amoroso

¿Qué es el marketing amoroso?

Marketing amoroso

Hasta ahora, el marketing amoroso se ha centrado en el mundo de las parejas. Es decir, en ayudar a crear y establecer relaciones sentimentales entre personas. ¿Quien no conoce meetic o Badoo? Por poner un par de ejemplos.

Sin embargo, el amor es un concepto que interesa a todos. Por lo tanto, va mas allá del mundo del amor romántico. De hecho, está influenciando a muchos aspectos de nuestra vida. Por esa razón, el Marketing no tiene más remedio que transformarse en amor si quiere llegar a la gente.

En este sentido, tanto el branding, el marketing como la economía; están en pleno cambio. Pues en el estado actual de conflictos y deshumanización, se hace necesario un alto en el camino. Sobre todo si queremos llegar a ser una civilización evolucionada. En otras palabras, gozar de una mente colectiva sana y en paz.

Entonces, el marketing amoroso, es un punto de inflexión que redefine el propósito de las marcas. Es una puerta abierta hacia algo sumamente bondadoso. Una fresca forma de transmitir el contenido de las empresas, marcas y productos que alcanza un punto más alto y trascendental.

+  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  + 

marketing amoroso

EL SER HUMANO ES AMOR

Resulta lógico que para desarrollar marketing amoroso los profesionales deben ser amorosos. Si no no tiene sentido, ¿no? Sería un fake en toda regla.

Pero… ¿Cómo podemos llegar a sentir ese amor de forma verdadera? Quiero decir, sin “forzarlo”. Pues eso ya no sería un sentimiento sincero, si no más bien, parte del mundo ilusorio demencial en el que la mayor parte de la sociedad se encuentra. Aquí no vale solo con decir que eres una marca amorosa. Tampoco que quieres mucho a tus empleados o a tus clientes. ¡Menos aún! No es suficiente con diseñar una marca bonita, ponerle la etiqueta de lovemark y quedarte tan [email protected]. Marketing Amoroso

Fíjate que es mucho más sencillo que todo eso. Solo se trata de sentirlo en tu espíritu. Entonces es cuando hay que hacer escuchando a tu sentimiento. Es en “ese hacer”, sin querer, donde se ve. Sin más. Por eso, pregúntate si de verdad lo sientes.

De esta forma, un método de llegar a descubrir eso que llevamos dentro que está deseando salir pero no le dejamos, es dirigiendo nuestra atención hacia las enseñanzas espirituales. Pero no desde un punto de vista dogmático. Es decir nunca desde el rechazo hacia lo material. Pues, al fin y al cabo, lo material es el juego que estamos jugando. ¡Por cierto muy divertido!

Por lo tanto disfruta de lo físico, ámalo y comprende que todo lo que vés no es más que la expresión de lo que albergamos en nuestro interior. Es como un espejo, el reflejo de nuestra realidad verdadera. De nuestro espíritu pacífico y amoroso. Por lo tanto es en el aquí y ahora, a través de la forma, como podemos trascender. Lo que significa que rechazarlo sería una demencia total.

+  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  +  + 

TRABAJAR EN LOS NEGOCIOS DESDE EL AMORmarketing amoroso

 

Imagínate trasladar esta forma de ver las cosas al mundo de los negocios. De la misma forma que las personas podemos mirarnos por dentro para descubrir nuestro espíritu y ser más felices; los negocios que pasan del odio al amor, obtienen mejores resultados. Antagónicamente a lo negativo, el amor convierte aquello que vivimos en amable, embelleciéndolo. En vez de fijarse y obsesionarse en aquello que no funciona. Aunque esto no significa que debamos obviarlo, no debería absorber nuestra energia vital.

Porque en el marketing amoroso no existen errores. Por el contrario, son experiencias buenas que además tú [email protected] has pedido vivir, de forma consciente e inconsciente. ¡Así que aprovéchalas!

Entonces, en los negocios amorosos el equipo directivo analiza su empresa desde un punto de vista más amable. Así gestiona y enfoca los quehaceres de su equipo hacia la consecución de la plenitud en el seno de la organización. Los dirigentes amorosos tienen más éxito. Eso está claro, pero tampoco van detrás de él. Simplemente son felices haciendo lo que hacen y, sobre todo, relacionándose con sus empleados.

Marketing amoroso

marketing-amoroso

marketing amoroso

De esta forma, los objetivos se reenfocan: desde la pura búsqueda del beneficio económico hacia llegar a la felicidad en el seno de la empresa. Desde luego que esta nueva manera de trabajar atrae la abundancia, pero no es magia, es que obviamente el cambio de mentalidad lo provoca. Como consecuencia de esa nueva visión amorosa, la mente humana se libera, desterrando viejas creencias limitantes. Al mismo tiempo, la creatividad se expande hacia la construcción de un negocio sin límites en el que todo es posible. Por lo tanto, aquí no existen carencias ni mucho menos escasez. Todos tienen lo que necesitan y piden de una forma natural.

Por esa razón es que en ese punto de evolución humana psicosocial, sería muy difícil no atraer seguidores, clientes o empresas que se sientan [email protected] por el sentir de la marca amorosa. Porque si en algo somos iguales los seres humanos es en esa búsqueda de la plenitud interior.

A partir de aquí, sinceramente, lo de menos son las acciones del plan de marketing amoroso. Es verdad que deben ser cuidadas y analizadas, pero si el interior funciona; todo lo demás va solo.

Todo esto está muy bien, pero… ¿qué pasa con aquellas organizaciones que todavía están en plena demencia? ¿Qué hacer con aquellas empresas donde el pan de cada día es el conflicto? Pues lo bueno es que el marketing amoroso también puede contribuir a allanar el camino hacia el cambio. Lo importante aquí es que la dirección, el CEO y los mandos intermedios lo tengan claro y apuesten por el saneamiento mental de la empresa. Entonces todo es más sencillo. Cabe destacar que existen muchísimas técnicas y formas de mejorar y mediar en los conflictos e incluso; simplemente, llevando a cabo un buen marketing interno se podría ayudar a sanear el pensamiento de las mentes de equipo.

Concretizando… ¿Está tu empresa falta de amor? Si tu empresa, marca o negocio le falta amor, llama a la Dra Brand. No, ahora en serio, si quieres una propuesta de marketing amoroso para tu marca ¡no dudes en pedírmela! ¡No sabes lo mucho que se puede hacer con muy poco! Así es el amor. Menos es más.