+++++

Identidad verbal de marca

Saltarse la RAE y llegar a la gente

Identidad verbal de marca

¿Cuántas veces me han editado textos argumentando que tal o cual palabra no está en la RAE? ¡Pues te diría que unas cuantas! Mi respuesta siempre ha sido la misma:

¿Vas a sacrificar el alcance de un mensaje por ceñirte a una norma totalmente alejada de nuestras realidades? Bueno a lo mejor no con estas palabras, pero ya me entendéis.

EL ARGOT CALLEJERO ES “MOLÓN”

Mejor ser LOL que un DAFT, you know. This is Cheesy! A veces me encuentro hablando y escribiendo así. (bueno he exagerado un poco jeje). Otras incluso mezclo castellano con catalán ¡Es que soy de Barcelona, WTF!

Tanto es así que a la hora de escribir textos para negocios locales, sobre todo cuando son turísticos, me aventuro con el spanglish. Casi sin quererlo. Es algo innato.

No lo hago por presumir de que sé ingles, lo hago porque creo que así, – en según que casos-, voy a llegar más a la gente. Por no hablar de que es mucho más divertido jugar con las palabras que estar todo el rato buscando el sinónimo brillante y rimbombante de sus majestades de la Real Academia de la Lengua.

Por suerte, la convivencia de la diferencia crea cosas nuevas super ricas y sorprendentes. Así, del “roce” de dos o tres lenguas, (idiomas eh), puede surgir una tercera. Puede que quizás no sea considerada como un idioma oficial, pero no por ello tiene menos fuerza.

DEL ROCE DE LAS LENGUAS PUEDEN SALIR OTRAS

De este fenómeno tenemos un buen ejemplo en USA, pero también aquí mismo, donde el spanglish infiere en la comunicación de varios millones de personas. Un lenguaje que, a pesar de ser considerado por muchos como una aberración, es ya un idioma por derecho propio.

Pues tiene todo lo que hay que tener para serlo. Sobre todo tiene lo más importante: el propio uso en sí que le dan millones de personas cada día.

Para mí, cualquier slang supone todo un triunfo, ya que es una gran fuente de riqueza creativa. Pero es que, además, este prodigio de la lengua me obliga a preguntarme por otras cosas como por ejemplo, sus efectos en la identidad verbal de las marcas.

LA RIQUEZA CREATIVA DEL HABLA POPULAR

En primer lugar, me pregunto en si debemos aplicar el spanglish o cualquier otro slang habitualmente. Sobre todo cuando diseñamos publicidad para el gran público.

Sea como sea, creo que es clave estar despiertos en cuanto al uso que las personas les damos al idioma. Es muy sano, salir de nuestra burbuja de corrección y maestría para aplicar esa forma real de hablar y aplicarlo al universo verbal de las marcas.

Un caso claro lo tenemos en las marcas barcelonesas, dirigidas al gran público, que es lo que me toca más de cerca. En cada proyecto intento plasmar esa riqueza de expresiones de uso común, afines a uno u otro público. Pienso que es bueno hacerlo, tanto en los textos de venta, los copies y en las narrativas de storytelling para darles más autenticidad. Para hablar el mismo idioma que el público al que  uno se dirige.

Spanglish en la publicidad de masas

Entonces, según la premisa de que el lenguaje publicitario para ser efectivo debe acercarse al máximo a la forma de hablar de su público, quizás los publicistas deberíamos aplicar cada vez más esas reglas o mejor dicho, las “no reglas” que tiene el spanglish o cualquier slang en general.

De esta forma, creamos mensajes adaptados a los nuevos públicos híbridos que están surgiendo. Los buenos, hace tiempo que lo están haciendo.

Se me viene a la cabeza una campaña de SCPF (puestos a aprender, mejor hacerlo de los grandes:)), super bonita a base de diálogos un tanto surrealistas, en los que se mezclan vocablos de diversos idiomas.

Para mí es sublime, sobre todo por la forma en la que han conseguido dar categoría a un argot, se supone más callejero.

Reflejar el slang de la tribu

Identidad verbal de marca

Si nos trasladamos a analizar comunidades, estas tienen su particular forma de  hablar global.  Aquí tenemos que hablar del fenómeno del slang de la tecnología, cuyas expresiones todos conocemos tan bien.

Trollear, WTF, LOL... hackear… Todos estos  conceptos (que creo son originarios del spanglish ) son cada día más comunes y usados por comunidades tecnológicas que tienen mucha influencia dentro y fuera de las redes.

Un lenguaje al que creo, debemos acercarnos si queremos conseguir resultados con estos públicos. Aquí os dejo mi humilde contribución a la causa del slang en anuncios que estoy trabajado para una marca local de “tecno chollos”. La idea es ir creando una identidad verbal para este público geek, tecnológico experto en chollos.

Llegados a este punto… Quizás no haga falta entrecomillar esas expresiones. Ni siquiera ponerlas en cursiva, para no infravalorarlas respecto lo considerado gramaticalmente correcto.

La verdad que hay mucho trabajo por hacer además de muchas preguntas respecto al apasionante mundo de la identidad verbal de las marcas y como esta se va modificando a base del uso que la gente da a la lengua.

EL FENÓMENO BARCELONING

Por ejemplo… ¿Qué está pasando en ciudades como Barcelona? Una convivencia multicultural tan super potente, necesariamente dará como resultado nuevas formas de hablar.

Y ¿Qué me decís de los que somos bilingües? El caso de tantos y tantos hijos o nietos de emigrantes peninsulares, como es mi caso por ejemplo. Personas que hablamos dos lenguas indistintamente e incluso las mezclamos en un mismo contexto. ¿Podríamos llamar a eso castcatalaning? (el “ing” es para darle gracia al asunto)

Las respuestas todavía no las tenemos. Solo nos queda tener los ojos muy abiertos, mezclarnos con personas diversas,  empatizar, ser puras esponjas para comprender y seguir trabajando en un lenguaje para las marcas que sea cada vez más cercano e inclusivo.

Identidad verbal de marca