Branding y estoicismo

Branding con propósito

Tomárselo con filosofía (I)

Branding con propósito

En momentos como estos, llenos de adversidad, es cuando sale a la luz la verdadera naturaleza del ser humano. Lo bueno y lo malo. Y no sé si porque a mí me gusta fijarme más en lo bueno. Pues me llena de felicidad ver la cantidad de contenidos, acciones e iniciativas solidarias de las marcas y empresas estos días. Admirar todo ese trabajo desinteresado, centrado en las personas, en la vida; es algo que satisface y reconforta.

Entonces te das cuenta de que la verdadera esencia del ser humano es amar: a él mismo, a los suyos y a la globalidad. Sin embargo, no quiero pecar de ilusa. Pues, desgraciadamente, entre todas esas ideas inspiradoras, acciones sin ánimo de lucro o de  «lucro justo», también se advierten acciones oportunistas. Son las que se afanan por encontrar la llaga que atacar sin piedad para seguir acumulando capital, utilizando un marketing agresivo fuera de lugar en estos días.

Branding con propósito

PARAÍSOS ARTIFICIALES

¿Cuáles son las mayoritarias? ¿La que basan su propósito en estar del lado de las personas? O ¿las que se aprovechan del dolor humano para sacar tajada?

Sería difícil decirlo. Pero desde luego no podemos obviar que existe una gran mayoría de seres humanos que viven por encima de nuestro papel real en el mundo. Pues siguen creyendo a pies juntillas en esa fantasía de la inmortalidad. Piensan que son invencibles, el centro de todo; que nada ni nadie les hará daño. Branding con propósito

Y, lo peor, es que están auspiciados por parte el sistema económico del capitalismo más agresivo. Es su templo, su santa Sanctórum. El lugar donde ellos son felices superficialmente a ratos. Sobre todo en las culturas occidentales, donde el antropocentrismo se ha impuesto como una creencia que pone al hombre por encima de todo. Capaz de desafiar a las leyes cósmicas de la naturaleza.

Todavía no se han dado cuenta de que la felicidad no son momentos, sino el estado natural del ser humano.

Branding con proposito-paraisos-artificiales

Branding con propósito

La pregunta que debemos responder es si ¿vivimos en un universo hostil o en un universo amigable?. Albert Einstein

Branding con propósito

Entonces, nuestra sociedad es como un gran parque temático en el que todos disfrutamos a tope con una gran inconsciencia. Un planeta que transformamos constantemente basado en la búsqueda loca del confort extremo.

Acabamos identificando esa vida cómoda, de bienestar con la felicidad. Pero, por otro lado, nos llevamos toda la vida buscándola. Pues en el fondo algo dentro de nosotros nos dice que nos estamos autoengañando. Branding con propósito

Entonces, sucede una adversidad. ¿Y qué pasa? Pues sencillamente que la ansiedad, el miedo y las supersticiones nos atacan. Nos llevan por el sendero de la oscuridad.

Por eso, es clave que recuperemos buenos ideales, que forjemos un espíritu fuerte, resistente. Nada mejor que crear una buena filosofía de vida que las marcas pueden construir a través de sus tribus y su cultura. Branding con propósito

Guía de vida estoica

Al fin y al cabo, las marcas y el mundo empresarial en general tienen un papel importante en las sociedades del futuro.  Pues, son las que están forjando la cultura de vida humana posmoderna. O quizás debería manifestar ¿metamoderna?

El caso es que las marcas han sustituido, en parte, a los símbolos religiosos y, en general de culto: a los referentes del pasado. Entonces el poder que tienen a través de los medios e Internet es enorme. Branding con propósito

No solo eso, sino que en el interior de las empresas, a nivel organizacional, también están generando cultura, formas de vida y comunidades de pensamiento.

¿Qué es el estoicismo y por qué sería bueno para el branding?

Mi propuesta se basa en llenar de cultura a las marcas. Crear modos de pensamiento. Aunque más bien sería, «hacer pensar» a las personas para despertar la parte más racional encontrando la felicidad en lo real. Es eso, en eso se basa el estoicismo. Branding con propósito

Un pensamiento que nos puede servir muy bien como guía en la creación y construcción de la cultura de una marca. Pues tiene unos fundamentos útiles y que funcionan. Yo misma los vengo aplicando hace tiempo y puedo decir que efectivamente esa visión de estar en mundo creo que es lo más cercano a la felicidad.

Fundamentos de la filosofía estoica

1. La naturaleza es nuestra amiga. Esto significa que todo lo que sucede es parte de un todo que no podemos controlar. Por eso mismo, no debemos forzar que pasen las cosas, pues la naturaleza es la que manda en el devenir de la vida. Entonces tenemos una actitud de comprensión y compasión con las injusticias. Toleramos la parte más negativa de lo que sucede y de las personas mismas, con valor y templanza. Sin juzgar ni rebelarnos.

DISTINGUIR LO QUE DEPENDE DE TI E IGNORAR LO QUE NO Branding con propósito

2. La razón está por encima de las pasiones y las emociones desmedidas. En otras palabras, que una buena gestión de las emociones nos aportará la serenidad y paz necesarias para afrontar nuestras vidas. Por eso, entender que la mente del ser humano tiene mil y una emociones, pensamientos, miedos; la mayoría de los cuales son inventados. Gestionarlos adecuadamente harán que nuestra paz interior permanezca intacta.

CONTROLAR Y GESTIONAR ADECUADAMENTE TUS EMOCIONES Branding con propósito

3. Una vida basada en el ser no en el tener. Ni en los resultados que conseguimos. Cada ser tiene su papel en el mundo por el solo hecho de existir. Basar el valor de un ser humano en cosas materiales o el aplauso exterior, es una forma incompleta de valorarse a uno mismo y a los demás. Al mismo tiempo, tampoco son importantes valores como la salud, el amor de pareja o la libertad. Podemos ser felices hasta en esas situaciones si conseguimos cambiar nuestra escala de valores.

HAZ CADA DÍA LO QUE TENGAS QUE HACER SIN ESPERAR NADA DEL EXTERIOR

4. Además, eliminar lo superfluo, lo que no aporta, las distracciones superficiales de consumo. Vivimos en una sociedad multi impacto que requiere diferenciar lo relevante delo que no lo es. Lo esencial y cotidiano, las relaciones humanas aportan y llenan mucho más que un ocio sin medida. También enfocarnos en nuestro desarrollo y autoconocimiento personal en el aquí y ahora.

CENTRARSE EN EL AQUÍ Y AHORA PARA APRENDER, RELACIONARSE Y SER MEJOR PERSONA

5. Llegar a la paz mental, la ataraxia. Es lo más parecido al nirvana y se consigue después de un trabajo profundo de valoración de lo que pasa desde un prisma realista. Pues, como decía Epicteto «no es lo que nos sucede sino lo que pensamos sobre lo que nos sucede».

El ser humano con su pensamiento, puede cambiar las cosas. Pues su estado depende de eso, de lo que creemos y nunca de lo que nos rodea.

De esta forma, opino que las marcas pueden contribuir a ayudar a la gente a ser más felices. Simplemente incorporando en sus contenidos ideas filosóficas y culturales apoyadas en doctrinas como el estoicismo. Pues la vida no es perfecta, siempre ay dificultades. Así que creo esencial centrarse en conseguir ser feliz siempre en el aquí y  ahora y eso no lo da el consumo.